OBSERVACIÓN PARTICIPANTE

Todas las edades

La observación participante es una herramienta que se utiliza para obtener una comprensión más profunda de una situación específica en un lugar determinado mediante la observación y la participación en las actividades de las personas en ese lugar. La observación participante, cuando va acompañada de conversaciones con las personas menores de edad y sus cuidadores/as, puede brindar a los investigadores una mayor comprensión de la vida de los niños y niñas pequeños/as y su uso del espacio.

Los niños y niñas mayores, acompañados/as por un experto, pueden
realizar la observación participante por sí mismos/as y observar cómo las personas usan el espacio, interactúan con los demás, y hacer preguntas para conocer las experiencias de los demás. Se puede también realizar en pequeños grupos. Esta herramienta permite a los niños y niñas ser críticos con el ambiente construido a su alrededor y prestar atención a aspectos que de otro modo podrían pasar desapercibidos. También permite al experto en ambientes construidos analizar la percepción cultural del espacio por parte de los niños y niñas. Por ejemplo, un niño o niña puede preguntarse por qué una mujer está sentada en la calle a solas; el facilitador entiende que al niño o niña le parece extraño ese acto.

Realizar la observación participante en diferentes momentos del día puede brindar una comprensión más profunda del espacio.

La observación participante puede ayudar a dar respuesta a las siguientes preguntas:

  • ¿Quién utiliza el espacio?
  • ¿Cómo utiliza la gente el espacio? ¿Con qué fin? (por ejemplo, ¿para
  • prácticas socio-espaciales?)
  • ¿Cuándo utiliza la gente el espacio? ¿Cuántas veces al día?
  • ¿Cuáles son los problemas y oportunidades en términos de espacio?
  • ¿Cuál es la percepción cultural del espacio?

Download the handbook by clicking on the button below. Arabic and Spanish versions will be available soon.